cuarto-bebe-2

El cuarto del bebé en tonos neutros

By Gabriela Llobril, 21 febrero, 2016

El dormitorio de un bebé, además de ser una habitación confortable, segura y práctica, lo ideal es que su decoración transmita paz y serenidad, que recree una atmósfera adecuada para el correcto desarrollo del niño, y que sus muebles se adapten a diferentes necesidades del niño desde sus primeros días de vida hasta los seis o siete años.

cuarto-bebe-1

La decoradora Marisa Fuertes proyectó esta habitación infantil con estas premisas: se partió de una base neutra, con paredes, mobiliario en tonos beige, a la que después se añadieron pinceladas azules, en textiles y tapicerías.

Se colocaron sólo los muebles necesarios: cuna, cambiador, un armario para su ropa y un sillón a modo de mecedora para acunarlo cuando se despierte por la noche.

cuarto-bebe-2

Para la pared del fondo, el estudio de Marisa Fuertes diseñó una composición modular que alterna estantes abiertos –perfectos para fotos, peluches y muñecos, cuentos, etc.– con armarios, gavetas y cajones.

La principal ventaja de las composiciones modulares, además de que se adaptan completamente al espacio, es que permiten ajustar o modificar su diseño en función de las necesidades del momento. Crecerá o evolucionará con el niño. La mesa abatible que ahora se utiliza como cambiador, en un futuro será un práctico escritorio.

cuarto-bebe-4

La iluminación general se resolvió con el plafón Veroca Led, de la firma B.lux,compuesto por un difusor textil ignífugo, un cuerpo lumínico y cuatro muelles tensores con sus respectivos soportes, que proporciona una luz suave y cálida.

cuarto-bebe-3

La cuna se colocó en la zona más luminosa de la habitación, junto a la ventana. Se escogió la cuna convertible en cama de Leander que aúna diseño y practicidad. Puede usarse desde el nacimiento hasta los 8 años de edad. Esta cuna de diseño escandinavo está fabricada en abedul y disponible en color haya natural blanqueado, nogal y blanco.

cuarto-bebe-5

El sillón elegido para acunar al bebé también es un diseño escandinavo. Se trata de la butaca Egg de Arne Jacobsen y comercializada por el fabricante Fritz Hansen. Se tapizó en una tela de trama color azul pastel, con un tratamiento antimanchas que repele la suciedad.

La alfombra, que combina tonos neutros y azules, es un diseño de Marisa Fuertes. En su composición, mezcla lana y viscosa, fácil de limpiar.

Fotografías: Decoratrix.

Fuente: https://decoratrix.com/cuarto-para-bebe-en-tonos-neutros-y-azul

What do you think?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.